martes, 25 de febrero de 2014

"Bumi Barú, por un mundo mejor" de Marta Mañes

Título: Bumi Barú, por un mundo mejor.
Autor: Marta Mañes
ISBN-10: 8415482973
ISBN-13: 978-8415482970
Editorial: Autoeditado
Longitud de impresión: 326 páginas.
Sinopsis: El mundo parecía haberse vuelto loco. la avaricia, el poder, la corrupción y la indiferencia contaminaban la sociedad en todos los continentes. Judith vivió una época convulsa que le llevó a luchar por un sueño. Clara, su hija, tras comprender los acontecimientos del pasado de Europa y el resto de países, decidirá cuál es el verdadero sentido de su vida. El comportamiento individualizado de las personas, nuestros actos, nos llevarán de modo global a todos hacia un mismo destino. El que nosotros escojamos. El egoísmo y odio hacia la destrucción. El respeto y la empatía con lo que nos rodea, hacia una convivencia en armonía con el universo. Nuestro entorno. He aquí el hilo, el punto de partida de dos historias que quieren mostrarse cercanas al lector. Esta podría ser la ficción de un futuro, no muy lejano, que se une a otra historia ubicada en el pasado, llena de recuerdos de una época, una ciudad, una sociedad, y un bastidor de un artista, ambas historias avanzan simultáneamente. Tal vez, al llegar al final, algo me sugiera o me dé una pista, entonces sentiré que es el momento de firmarla, no tocarla más y empezar otra nueva. Pero mientras no suceda así, mi mente busca entre los recuerdos. Trata de tejer un orden, encontrar un color, una armonía y un equilibrio para que todo se sostenga y de ese modo, uniéndolos unos a otros, completar la obra.
Marta Mañes.

Opinión personal:

Este libro ha llegado a mis manos gracias a la autora y he de decir que me ha sorprendido gratamente a pesar de ser un libro autoeditado, cosa que le dá más valor al libro si cabe y a lo que en él está escrito.

En la introducción del libro la autora nos dá la clave de todo: "Si quieres cambiar el mundo, cambiaté a ti mismo", una gran reflexión.

En el libro se cuentan tres historias paralelas pero distantes en el tiempo, hecho que está reflejado en la portada del libro, que en realidad es una parte muy importante dentro del libro, un lienzo dividido en las tres partes de la que consta la historia del libro y unidas por un círculo azul en el que está reflejado el alma y la presencia de la protagonista y pintado de vivencias, experiencias y estados de ánimo, una vida entera reflejada en un lienzo.  

He de confesar que el libro me ha descolocado en infinidad de ocasiones y una de ellas fué la aparición en escena de un personaje, Sara, y su posterior desaparición. Sara creo entender que ha sido un símil que la autora ha utilizado para darnos a entender la soledad y el olvido que pesa sobre la protagonista del libro dentro de su familia.

Este libro en el fondo nos cuenta una historia futura ya sabida por el devenir de los acontecimientos políticos, económicos y sociales que estamos viviendo en la actualidad y a la que si no ponemos freno nos llevará irremediablemente al desastre. La solución en el libro llega de la mano de Biel el creador de una utopía que bien podría ser posible: Bumi Barú, una ciudad autosuficiente, respetuosa con el medio ambiente y con la vida y que se sostiene por sí sola gracias al esfuerzo y a las ganas de sus habitantes, sin corrupción y sin guerras de poder, un sueño hecho realidad.

Y para contar todo esto la autora utiliza un lenguaje fresco, sencillo y a veces casi infantil que nos sumerge en la historia de una manera muy descriptiva ya que utiliza recursos como las onomatopeyas de los sonidos incluidos los de un simple timbre, también nos describe las letras de las canciones que la protagonista escucha y que nos dá una idéa de su estado de ánimo.

Un libro totalmente recomendable por la historia que cuenta y por los sentimientos que la autora ha querido reflejar en él.

Aquí os dejo el booktrailer del libro:


 La autora:





5 comentarios:

  1. Blanca María Donald Buil
    Bumi Barú. Para mi es un libro que te cuenta parte de la historia. Te enseña como una época de bonanza, donde los valores son económicos, todo es un verdadero espejismo. Contada, a través de los ojos, de una chicha, dulce, cariñosa, de aspecto frágil, que mantiene intrigas hasta el final. La protagonista, se hace a sí misma, con una fortaleza, visión, seguridad. No cree en ese estilo de vida, superficial, manipulador, creador de necesidades materiales para poder encontrar la felicidad, que nunca se alcanza.
    Intenta dar una lección, de lo verdaderamente importante, y si valoramos un material por encima de las personas, el mundo, las cosas no salen como se espera…
    Para no contar la historia, sólo diré, que poco a poco la protagonista va entrando en mi vida, pues la lectura me la hace cercana, consigue hacerse mi amiga, sin ella saberlo. Haciendo me disfrutar de sus vivencias.
    Pero lo que más, valoro. Es la autentica enseñanza que nos deja. Pues la historia está para aprender de ella, poder evitar cometer los mismos errores. Si encima se cuenta en primera persona, como si cualquiera de los lectores, puede ser el protagonista, se aprende más, haciendo de la lectura, un verdadero aprendizaje, para intentar cambiar las cosas, valorar lo importante. Creando una complicidad, para que todos formemos parte del cambio. Encontrar la felicidad que tanto añoramos todos.
    Gracias por escuchar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu reseña Blanca, me ha parecido estupenda.

    ResponderEliminar
  3. Hola Yoly.
    Respeto y comparto tu punto de vista sobre Bumi Barú, pero yo casi creo que Sara siempre permaneció escondida en el interior de Carina.
    Supongo que cuando la relegó al olvido fue algo así como un indicador de una madurez racional (un recurso cognitivo fruto de un inconsciente colectivo o pauta de aprendizaje cultural) -tal vez activado automáticamente en el ser humano al ser producto de una conciencia colectiva- al no asimilar con la mente lo invisible (la conciencia) pero que, paradójicamente representa nuestro universo mental o de las emociones, al menos primariamente hablando.
    En esencia, este mencionado universo es precisamente el universo en el que realmente somos o no felices (el de nuestra esfera íntima), no tanto el del entorno o de nuestro medio inmediato.
    El universo en sus grados o acepciones es un mundo en sí mismo, es multidimensional (tal vez, los multiversos que hoy se dice).
    Para mi Sara o Sarita representa la intuición o inspiración. Supongo que Marta la enfocaba racionalmente como una amiga imaginaria, no lo sé exactamente pero eso me pareció a mi al haber leído el libro en su día y después de haber dilucidado con ella misma. Sea lo que sea, Sarita me cautivó como personaje. Para mí era una realidad etérea.
    Además, todos los personajes enganchan por como te identificas con ellos en virtud de esquemas de autoconcepto.
    No me enrollo más.
    Un saludo y gracias por tu comentario de apoyo del otro día en el blog denominado "Bloggerizados".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por este análisis tan profundo del libro Siblila. Estoy totalmente de acuerdo contigo, sobre todo en cuanto a que los personajes te atrapan, yo creo que es porque son personajes cercanos y que nos podémos encontrar en cualquier parte. En cuanto a Sara yo creo que a parte de ser una amiga imaginaria era como la conciencia de Carina, por lo que también estoy de acuerdo contigo en que siempre estuvo con ella, a mi me impactó desde el momento en que apareció en la historia.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar